Archivo de la etiqueta: pública

El PP defiende que el valenciano deje de ser un obstáculo para trabajar en la Administración en los municipios castellano parlantes

  • El PP presentará mociones en todos los Ayuntamientos de la Vega Baja.
  • Aboga también porque los niños de esos municipios no deban estudiar en valenciano
  • Los populares obligan a ‘mojarse’ a todos los partidos políticos con una moción que arrancará en los ayuntamientos de la Vega Baja
  • El documento insta a llevar la decisión de los Consistorios a la Mesa de las Cortes Valencianas y se ampara en los derechos recogidos en la Constitución española
  • Adrián Ballester afirma que la iniciativa “simplemente recoge el clamor de la calle que Puig, Oltra, Podemos y Marzà no quieren escuchar”

11/07/16. El Partido Popular se opone a que el valenciano sea un requisito para ser funcionario. Los Populares consideran que es “un sin sentido” que en municipios donde no se habla el valenciano se imponga el conocimiento del mismo y sea una exigencia para trabajar en un Ayuntamiento de comarcas como la Vega Baja, mayoritariamente castellanoparlantes. Además, aboga también porque los niños de esas comarcas no tengan la obligación de estudiar en valenciano.

Así, lo ha anunciado hoy el coordinador del PP en la Comarca de la Vega Baja Adrián Ballester, quien ha explicado que esta iniciativa “no es de parte ni partidista, sino el producto de escuchar la voz de la calle. Simplemente, recoge el clamor de la calle que Puig, Oltra, Podemos y Marzà no quieren escuchar”.

Ballester ha anunciado que el PP va a presentar mociones en los ayuntamientos de la Vega Baja para defender la exención del valenciano y que no sea un requisito para poder opositar.

Ballester ha destacado que la moción “se fundamenta en dos ideas: libertad y respeto. Libertad de elección para las personas y respeto a la tradición, a las costumbres y a los usos lingüísticos de cada zona” y ha añadido que “nos amparamos en una ley de rango superior a todas las demás, que es la Constitución española, que consagra el derecho a hablar en castellano en todo el territorio del Estado español”.

Ballester ha subrayado que “vamos a trasladar a la Mesa de las Cortes Valencianas la decisión de los ayuntamientos”. El responsable popular ha lamentado “la falta de consenso, de diálogo y de altura de miras” del Consell de la Generalitat y ha puntualizado que “esta moción no pretende atacar el valenciano, sino defender un principio básico de la convivencia que es el derecho a decidir, al que tanto Puig, como Oltra, Marzà y Podemos dan la espalda de un modo permanente, porque confunden gobernar con mandar. Y no es lo mismo. Gobernar es hacer lo que reclama la mayoría. Mandar es tomar decisiones a pesar de lo que opina la mayoría”.

Ballester ha explicado que “los alicantinos no entenderían que los políticos cercenásemos el acceso a función pública por no saber valenciano. Y las familias no entienden que sus hijas e hijos pierdan puntos que luego son esenciales para elegir carrera universitaria por saber o no valenciano. Estos son mantras con los que hay que acabar si queremos igualdad de derechos para todos y en todas las partes de la Comunitat Valenciana”.

“Como estamos ante un Consell que habla mucho pero escucha muy poco, llevamos estas iniciativas como mociones a los ayuntamientos. Estamos dispuestos a dialogar, pero desde una premisa básica, que es escuchar a la calle y gobernar a favor de las personas y no contra ellas, como parece hacer el Consell”.

Ballester ha concluido que “la Comunitat Valenciana no es Cataluña. Ni queremos que lo sea. La Vega Baja y la Provincia de Alicante se merecen un respeto que no vemos por parte del tripartito. Y, por ello, lo vamos a exigir”.

Hacia una nueva administración

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 7/05/2012:

La Administración Pública está para servir a los ciudadanos, y no los ciudadanos a la Administración Pública.

En un contexto donde el marco fiscal ha cambiado sustancialmente en los últimos años, y la recaudación líquida de impuestos ha descendido hasta un 50% en algunas administraciones públicas, toca reestructurar la administración tal como actualmente conocemos.

En los últimos años se han realizado ajustes presupuestarios importantes, como la disminución de las subvenciones, eliminación de todo lo superfluo, la reducción del sector público, la bajada de gasto corriente e inversión. Se han aplicado criterios de racionalidad y austeridad. Son los últimos ajustes los mas importantes porque cambian algunas acciones políticas de transcendencia adaptándolas al modelo europeo. Hay que explicarlo bien, para que todo el mundo lo pueda entender; otra cosa es que se pueda comprender, aunque no hay mas remedio para no aumentar mas impuestos y controlar la deuda.

El Gobierno de Mariano Rajoy ultima una reforma de la administración española que permitan servir mejor a los ciudadanos a un menor coste administrativo. Es decir, buscar la eficiencia.

Todo parece que las diputaciones provinciales asuman nuevas responsabilidades en este contexto, y a dar la opción a ayuntamientos a que se puedan fusionar para eliminar parte de sus costes fijos.

En este sentido, el próximo lunes 14 de mayo la Diputación de Alicante presentará en en museo Marq, a los alcaldes, concejales, secretarios e interventores un Plan de Modernización de los Ayuntamientos de la provincia de Alicante.

Con el inicio de la crisis económica y con la bajada generalizada de la recaudación de impuestos municipales, los ayuntamientos disponen de menos recursos, por lo tanto, cuesta mas actualizar y mantener esas inversiones informáticas.

La Diputación de Alicante, consciente de ese problema, quiere aportar su know-how y reducir los costes que los Ayuntamientos tienen en la actualidad.

Modernizar la administración no es únicamente instalar nuevos ordenadores y servidores en las administraciones públicas, o hacer una nueva web. Modernizar la administración es un nuevo reto que vive la administración pública española en este contexto económico, donde se debe aprovechar para reordenar el espacio de competencias para evitar duplicidades, eliminar trámites administrativos innecesarios, reducirlos al máximo agilizando aquellos que crean empleo y potenciar la comunicación con el ciudadano.

Con este plan de modernización, la Diputación a parte de las políticas públicas que desarrolla con los ayuntamientos alicantinos, se convierte en un socio tecnológico de las entidades locales, de forma, que podrán cambiar su funcionamiento y su forma de relacionarse con el ciudadano con las acciones de ese plan.

Mediante economías de escala y aprovechando la experiencia de la Diputación, los ayuntamientos van a dar un salto tecnológico y un ahorro de costes en la administración diaria que tienen en la actualidad.

Esto redunda en la ciudadanía, puesto que los costes administrativos disminuyen, y tienen unos servicios públicos más accesibles y eficientes para todos.

La Diputación de Alicante ahorrará la impresión de 1.000.000 de folios al año

Presentación del ciclo integral de la facturación electrónica

La Diputación de Alicante ha puesto en marcha un proyecto pionero para modernizar los trámites contables de la administración provincial. FIRMADOC contempla la firma electrónica de todas las facturas y documentos contables así como de su gestión, una iniciativa con la que se prevé reducir en un 25% el tiempo de tramitación y un ahorro de más de un millón de hojas de papel al año.

El vicepresidente y diputado de Economía y Hacienda y Contratación, César Augusto Asencio, y yo hemos presentado esta mañana este procedimiento, que cuenta con una inversión superior a los 150.000 euros.  Asimismo, hemos informado de la publicación en la web de la Diputación de los presupuestos de la institución provincial del presente ejercicio.

La Diputación, reducirá entre un 25% y un 50% los plazos de gestión administrativa de los documentos contables, lo que permitirá pagar a los proveedores en un plazo de 20 a 30 días.

En estas dos semanas de implantación se han efectuado 7.000 firmas electrónicas y 3.500 revisiones de expedientes. Nuestro objetivo es mejorar el funcionamiento interno de las administraciones públicas, incrementando su eficiencia mediante el uso de las tecnologías de la información.

La Diputación de Alicante se convierte de esta manera en una administración pública pionera en la gestión integral de todo el ciclo de facturación al estar todo el proceso administración de forma electrónica.

La Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos así como la Ley 3/2010 de la Generalitat recoge que una administración a la altura de los tiempos tiene que acompañar y promover, en beneficio de los ciudadanos, el uso de las comunicaciones electrónicas.

Este proyecto tiene como objetivos fundamentales el ahorro económico y ecológico. El ahorro de costes, la mejora de la eficiencia, la integración con las aplicaciones de gestión interna, la optimización de la tesorería o la obtención de información en tiempo real son algunos de los beneficios que se conseguirán con este plan.

Se mejora la relación proveedor-Diputación ya que, a partir del mes de junio, aproximadamente, se pondrá en marcha el Portal del Proveedor, donde podrán consultar el estado de tramitación de la factura que podrán presentar, además, electrónicamente.

Además, la reducción en los tiempos de gestión, la agilidad en la toma de decisiones, la administración y contabilidad automatizadas, la disminución de costes de los documentos en papel, el control de acciones erróneas, el uso eficaz de los recursos financieros y los flujos de transacciones agilizados completan las ventajas que ofrece FIRMADOC.

Para poder llevar a cabo esta iniciativa, todas las personas que firmen digitalmente deben tener la tarjeta de la ACCVAutoritat de Certificació de la Comunitat Valenciana-, una tarjeta criptográfica con certificado reconocido.

Este procedimiento se aplicará en los servicios de expedientes electrónicos contables, justificantes de gasto, centro gestor de registro de justificantes internos, intervención, pagos y expedientes electrónicos patrimoniales.

La Diputación de Alicante gestiona en la actualidad 25.000 facturas y 64.000 documentos contables al año.

Paradojas de la vida pública

Artículo de opinión publicado el 8 de febrero de 2010 en el diario ABC edición Comunidad Valenciana:

Confieso que desde muy joven, coincidía en gran parte con el ideario del Partido Popular. No obstante, no decidí afiliarme hasta el año 2006.

Algunas labores de voluntariado me ayudaron a comprobar que darse a los demás sin pensar en uno mismo, aporta buenas dosis de felicidad; sin embargo, en el servicio público, trabajar por los demás, es decir, por el bien común, puede ser realizable día a día.

Aunque los sondeos del CIS ya muestran la preocupación de la sociedad por los políticos, mis mejores encuestas son las que hago yendo a cuatro bares de mi pueblo y hablando con las personas de la barra o que me cruzo en el camino. Y es cierto, la imagen de los políticos actualmente no es muy buena, o por lo menos, la deseable.

Pienso que generalmente, un ciudadano se preocupa mas por quien le gobierna cuando le tocan el bolsillo. Y como la «cosa» parece que no mejora, la inquietud aumenta.

El político puede hacer el bien o el mal. Lo negativo es que cuando hace el mal, repercute en el bien de muchas personas. Y el mal que se está produciendo últimamente, provoca que haya un sentimiento genérico de que los políticos «somos todos iguales».

Ante esa expresión, indicar que la vida pública es una imagen fiel a la sociedad actual, es decir, que ni mejor ni peor a las cosas que pasan en la vida real.

Por lo tanto, usted (ciudadano), si no le gustan como funcionan las cosas, afíliese al partido político con el que más se identifique. Es lo que me dijeron a mi hace cuatro años (por que también era crítico), y aquí estoy.

Adrián Ballester
Director de Juventud de la Generalitat
www.adrianballester.es