Cumbre de las diputaciones

Artículo de opinión publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 16/04/2012:

Esta semana se celebra en la ciudad de Valencia una importante reunión de todas las diputaciones de nuestro país, que junto con la próxima reunión de las diputaciones de la Comunidad Valenciana, van a redefinir el papel que juega esta administración pública en el escenario actual.

Sin duda, la reestructuración de la administración pública española es una asignatura pendiente desde, sobre todo, cuando se inició la crisis económica. Hasta ahora, no se han tomado decisiones importantes y valientes que lleven a cabo un cambio en la reducción del proceso administrativo; así mismo, de una verdadera carta de servicios públicos donde las administraciones no dupliquen competencias ni servicios.

En la actualidad, un ciudadano, depende  del lugar de España en el que viva, puede que tenga diferencias a la hora de realizar un trámite administrativo, en los servicios sanitarios, en los tipos impositivos tributarios o problemas en la elección de la lengua que quiere que a sus hijos les eduquen.

En una época donde se tiene que continuar disminuyendo el gasto público, y no se dislumbra el final del túnel de esta terrible crisis que a tantas familias y pymes se está llevando por delante, los políticos tenemos que estar a la altura de alcanzar pactos y tomar decisiones que aseguren unos servicios públicos acordes a nuestro orden Constitucional junto con una política presupuestaria lo mas eficiente posible y austera para cumplir con la estabilidad presupuestaria.

No hay tiempo de si tu has dicho esto, dijiste aquello, tu eres mas o eres menos. No es el tiempo de los protagonismos políticos. Es necesario un tiempo de consensos. La sociedad no perdonaría que no nos pusiésemos de acuerdo.

De vez en cuando escucho a alguien que se pone a hablar de la pólvora como elemento innovador cuando ya está inventada. Rubalcaba proponía en la última campaña electoral eliminar Diputaciones, que la suma de todas ellas supone un 1% del gasto en los Presupuestos Generales del Estado. La eliminación de esta administración pública no supondría un ahorro del 1% al Estado; alguien tendría que asumir los servicios que presta, su personal y sus infraestructuras. Sobre la fusión de municipios; que nadie se piense que en los ayuntamientos pequeños hay tres o cuatro funcionarios de brazos cruzados y con servicios duplicados. La mayoría tienen uno o dos empleados públicos que comparten con otros ayuntamientos de municipios pequeños, y donde los servicios públicos que prestan están mancomunados con localidades colindantes.

Las diputaciones, y en concreto, la Diputación de Alicante está preparada para asumir los nuevos retos que se planteen en estas próximas reuniones. Lo que está claro es que las diputaciones no deben tener servicios que son competencia de la Comunidad Autónoma o de la Administración Central. Sus competencias tienen que basarse en aquello que son especialistas: la atención a los municipios, la coordinación de la acción política de los Ayuntamientos y la coordinación de la gestión de los servicios públicos que las entidades locales tienen encomendadas.

Fusionarse o morir

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante, el 19/03/2012:

Ayer publicaba el diario ABC la posible fusión de municipios de menos habitantes hasta alcanzar un número de 1.000 habitantes. Seguramente, esta opción, junto con la de mancomunar servicios públicos, sean las inevitables actuaciones que se tengan que acometer en un futuro inmediato, si es que no se quieren tener subidas muy importantes de impuestos y tasas para cumplir con las exigencias del Plan de Ajuste enmarcado dentro del Real Decreto Ley de pago a proveedores de las administraciones públicas.

¿Conoce usted algún municipio, por pequeño que sea, que no tenga su centro cultural con butacas para casi media población, su piscina climatizada, su campo de césped artificial o su polígono industrial, aunque hayan cuatro al lado suyo medio ocupados y mas cerca de la autovía?

¿Cuál es el municipio que no tiene unas perfectas aceras gracias al Plan E, incluso que llegan a ser de mármol (que aporta un toque chic pero resbala que no veas cuando llueve) o un estupendo adoquinado en el centro de su municipio? Sin embargo, uno va a cualquier capital europea, y se encuentra que las aceras de sus principales avenidas, ni son de mármol, ni de adoquines último modelo. Simplemente llevan una capa de aslfaltado sobre el propio firme.

Durante una época nos hemos sometido como si tratándose del símil de una carrera de 200 metros lisos, los alcaldes, en la linea de salida, compitieran por ofrecer un mayor número de servicios públicos a sus ciudadanos. Lo que no sabíamos, es que en la linea de meta, no habría unos metros para poder realizar una buena frenada; lo que nos esperaba era un muro que ha hecho que nos estampemos. El gasto que hemos creado, es imposible ahora de mantener.

La orden ministerial del Ministerio de Hacienda con el modelo de Plan de Ajuste, obliga, no solo a decir cómo se va a pagar la cantidad pendiente a proveedores, si no, aportar los estudios económicos de las tasas que los ciudadanos pagan por los servicios públicos. Estas tasas, que en su mayoría son deficitarias, van a verse afectadas. Las tasas que no cubran el propio servicio en Ayuntamientos con una difícil situación económica, el Ministerio obligará a subirlas para cubrir el coste del servicio. Esto va a afectar a los municipios, que no puedan mantener todos los servicios públicos que están ofreciendo, y pensar, en el caso de municipios de pocos habitantes en fusiones para realizar economías de escala y aprovechar los mismos recursos para que sean compartidos por mas ciudadanos. También habrá que mancomunar servicios entre municipios con la misma filosofía. Es imposible mantener los mismos servicios que había hace cuatro años.

Los interventores de los Ayuntamientos, son los nuevos alcaldes; van a ser los capitanes generales ungidos por el Presidente del Gobierno vía decreto ley. A partir de ahora, darán cuenta de formar trimestral de la situación económica real del Ayuntamiento (real, porque el criterio es el de caja, no el de futuribles ingresos que nunca llegan). El que no cumpla, le intervendrán el Fondo Estatal de Cooperación en los Tributos del Estado para Ayuntamientos. Se acabaron las bromas, y que los proveedores sean los bancos de las administraciones públicas.

Por último, no quiero desaprovechar esta oportunidad en felicitar por su santo, a los Josés, Pepes y a todos los padres.