La ineficacia del Gobierno de Ximo Puig

Imagen de la firma del pacto del segundo gobierno del Botánico (Alicante Plaza)

“El movimiento se demuestra andando”, le espetó al resto de filósofos el griego Diógenes de Sinope mientras abandonaba el lugar en el que se debatía fervientemente sobre la existencia del movimiento.

También en la acción política, el movimiento se demuestra andando. Una cosa es el ruido que intenta difuminar el mensaje y otra cosa es la realidad. Todo esto viene a cuento por las ayudas del hiper anunciado Plan Resistir a los sectores afectados por la crisis de la pandemia y los supuestos retrasos de la Diputación de Alicante.

En primer lugar, el pasado 21 de enero el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una reunión con los presidentes de las tres diputaciones de la Comunitat y las alcaldías de las tres capitales de provincia, anunció un plan de ayudas para los sectores afectados por los cierres decretados, financiado de manera conjunta por la administración autonómica, las diputaciones y los ayuntamientos.

En segundo lugar, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, dio la orden ese mismo día para que la Diputación hiciera las modificaciones presupuestarias oportunas para la adhesión a ese plan. En un tiempo récord, la Diputación aprobó, seis semanas antes de lo previsto, su liquidación presupuestaria del año 2020 e incorporó su remanente de tesorería, para agilizar los trámites y poder adherirse al plan lo antes posible. Siguiendo los plazos que marca la legislación, sin perder ni un sólo día y convocando todos los órganos extraordinarios que han sido necesarios. Una vez pasado el tiempo que marca la ley para esto, la Diputación transfiere el importe líquido a las cuentas de los ayuntamientos, la cantidad que debe aportar a este plan.

Por lo tanto, la Diputación ya ha cumplido con los trámites legales, ha realizado la modificación presupuestaria y ha transferido a los ayuntamientos las cantidades acordadas con la Generalitat.

¿Y qué hace la Generalitat con este plan? Pues bien, el Consell lo realiza gracias a los fondos europeos REACT-EU. Estas ayudas no estaban previstas en los presupuestos de la Generalitat para el año 2021. Por ello, gracias a los fondos europeos, la Generalitat al recibirlos genera automáticamente los ingresos pudiendo disponer la ejecución del gasto, sin tener que hacer modificaciones presupuestarias ni tener que esperar los plazos legales que están establecidos. Es decir, que la Generalitat utiliza los fondos europeos y no pone ni un euro de su presupuesto ordinario en el plan resistir, a diferencia de las Diputaciones y Ayuntamientos que utilizamos nuestros fondos propios para dar las ayudas. Además, la Generalitat, en vez de transferir el dinero directamente a los ayuntamientos como ha hecho la Diputación de Alicante, realiza una operación de confirming con un banco que hace de intermediario para que en mayo ingresemos la aportación de la Generalitat. Ayuntamientos y Diputaciones nos ajustamos el cinturón para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia, mientras que la Generalitat no pone ni un solo euro de su propio presupuesto.

¿Por qué la Generalitat delega en los ayuntamientos la tramitación de estas ayudas? Ante el fracaso de las ayudas a autónomos del pasado año, las incompatibilidades con otras ayudas como las que aprobamos en la Diputación de Alicante y los problemas para pedir ayudas con la sede electrónica de la Generalitat (que falla más que una escopeta de feria), el Consell prefiere delegar estas ayudas en las administraciones locales por su eficacia en la gestión. Como siempre, a las administraciones locales nos toca pagar los platos rotos.

Una cosa es la política de desconcentración y descentralización en los ayuntamientos. Otra cosa es la desidia de reconocer que tu gobierno es incapaz de hacer las tareas más fundamentales que se tiene como Administración Autonómica. Ahora la Generalitat tiene que pedir a los maltrechos ayuntamientos el trabajo y responsabilidad que el Consell de la Generalitat debería asumir. 

Que quieren que les diga, que estoy muy orgulloso del trabajo que han hecho las personas al frente de estas tareas en la Diputación, que en un tiempo récord han realizado todo el trabajo necesario para poner en marcha estas para las ayudas y otras que hemos activado para movilizar la economía alicantina y hacer frente a las consecuencias de esta terrible pandemia. También del trabajo de los ayuntamientos, que con escasos recursos están al pie del cañón atendiendo con responsabilidad y eficacia a toda la ciudadanía. El movimiento, se demuestra andando y nosotros no hemos dejado de caminar.

Autor: Adrián Ballester Espinosa

Vicesecretario comunicación 

Partido Popular de la provincia de Alicante

Reunión con la nueva Comisión Permanente del Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana

IVAJ y Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana

Valencia (29-4-10).- El director del Institut Valencià de la Joventut (IVAJ), Adrián Ballester,  ha mantenido una primera reunión de trabajo con los nuevos miembros de la comisión permanente del Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana, tras su reciente renovación.

La comisión permanente está presidida por Carmen Robles; los vicepresidentes primero y segundo: Javier Martínez y María Cortes, respectivamente. Las funciones de secretaría corresponden a Helena Malonda y de tesorero a Salvador Martínez. Finalmente, los vocales de la permanente del CJCV son María Amparo Escorihuela, Gabriel Salinas y Vicent Solbes.

En el encuentro, celebrado en la sede del IVAJ, en un clima de cordialidad, se han puesto las bases para trabajar conjuntamente en el desarrollo de políticas y actuaciones que beneficien a los jóvenes de la Comunitat, a través de la participación y el asociacionismo.





¡Hasta pronto Fernando!

Imagen con Fernando de Rosa, en la inaguración del Prop de Elx en marzo del 2008

Uno de los mejores consellers de esta legislatura deja de ser «ministro autonómico» para pasar a ser «ministro judicial». Digo «ministro judicial» porque el Estado Español se basa en tres poderes: el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

Fernando abandona el ejecutivo autonómico y pasa a ser un miembro del máximo organo del poder judicial, el CGPJ (Consejo General del Poder Judicial).

Sin duda es una de las grandes personas que he conocido desde que llegué al ejecutivo autonómico. Lo conocía de verlo en los medios y en algún acto del PP. Admiraba que siempre estuviese visitando juzgados y estando al pie del cañón, y lo conocí personalmente en la inaguración de la Campus Party, en Julio del pasado año, recién aterrizado a la política autonómica.

Fernando es una de esas personas que no deja indiferente a nadie, siempre te ayuda en todo lo que puede, tiene esa aureola que hace que cuando estás con él te sientes bien.

Desde que lo conocí me ha sorprendido su cariño, su templanza, su forma de resolver los problemas siempre con tranquilidad, el trato humano con las personas. Es un hombre rico en virtudes y tiene una gran familia.

En pleno castillo de fuegos artificiales en el día de la patrona de mi pueblo, me enteraba de la noticia. Sentí pena a la vez que alegría: pena porque perdíamos a un gran valor en el Consell y alegría por la importancia de su nombramiento.

Sabemos que harás un gran trabajo Fernando y te echaremos de menos.