Hacia una nueva administración

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 7/05/2012:

La Administración Pública está para servir a los ciudadanos, y no los ciudadanos a la Administración Pública.

En un contexto donde el marco fiscal ha cambiado sustancialmente en los últimos años, y la recaudación líquida de impuestos ha descendido hasta un 50% en algunas administraciones públicas, toca reestructurar la administración tal como actualmente conocemos.

En los últimos años se han realizado ajustes presupuestarios importantes, como la disminución de las subvenciones, eliminación de todo lo superfluo, la reducción del sector público, la bajada de gasto corriente e inversión. Se han aplicado criterios de racionalidad y austeridad. Son los últimos ajustes los mas importantes porque cambian algunas acciones políticas de transcendencia adaptándolas al modelo europeo. Hay que explicarlo bien, para que todo el mundo lo pueda entender; otra cosa es que se pueda comprender, aunque no hay mas remedio para no aumentar mas impuestos y controlar la deuda.

El Gobierno de Mariano Rajoy ultima una reforma de la administración española que permitan servir mejor a los ciudadanos a un menor coste administrativo. Es decir, buscar la eficiencia.

Todo parece que las diputaciones provinciales asuman nuevas responsabilidades en este contexto, y a dar la opción a ayuntamientos a que se puedan fusionar para eliminar parte de sus costes fijos.

En este sentido, el próximo lunes 14 de mayo la Diputación de Alicante presentará en en museo Marq, a los alcaldes, concejales, secretarios e interventores un Plan de Modernización de los Ayuntamientos de la provincia de Alicante.

Con el inicio de la crisis económica y con la bajada generalizada de la recaudación de impuestos municipales, los ayuntamientos disponen de menos recursos, por lo tanto, cuesta mas actualizar y mantener esas inversiones informáticas.

La Diputación de Alicante, consciente de ese problema, quiere aportar su know-how y reducir los costes que los Ayuntamientos tienen en la actualidad.

Modernizar la administración no es únicamente instalar nuevos ordenadores y servidores en las administraciones públicas, o hacer una nueva web. Modernizar la administración es un nuevo reto que vive la administración pública española en este contexto económico, donde se debe aprovechar para reordenar el espacio de competencias para evitar duplicidades, eliminar trámites administrativos innecesarios, reducirlos al máximo agilizando aquellos que crean empleo y potenciar la comunicación con el ciudadano.

Con este plan de modernización, la Diputación a parte de las políticas públicas que desarrolla con los ayuntamientos alicantinos, se convierte en un socio tecnológico de las entidades locales, de forma, que podrán cambiar su funcionamiento y su forma de relacionarse con el ciudadano con las acciones de ese plan.

Mediante economías de escala y aprovechando la experiencia de la Diputación, los ayuntamientos van a dar un salto tecnológico y un ahorro de costes en la administración diaria que tienen en la actualidad.

Esto redunda en la ciudadanía, puesto que los costes administrativos disminuyen, y tienen unos servicios públicos más accesibles y eficientes para todos.

El “Gil-Albert”, al servicio de la cultura alicantina

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 23/04/2012:

Hoy veintitrés de abril se celebra el día del libro. Por ello, dedico esta columna semanal a no escribir de política, y sí de cultura. Ya de paso comento el magnífico instrumento cultural del que gozamos los alicantinos.

Era un desconocido del Instituto Alicantino de Cultura Gil-Albert (IAC) hasta hace unos meses que formo parte de su consejo. Para quien le pase como a mí me ocurrió, el Gil-Albert es un instituto que nace en el 1984, heredero del anterior Instituto de Estudios Alicantinos, que se inicia en el año 1954. En el 1984, se decidió cambiar su nombre y darle el del importante escritor alcoyano, Juan Gil-Albert.

El IAC es el organismo de la Diputación encargado de promover, realizar y colaborar en trabajos de investigación, estudios y manifestaciones culturales; promover y apoyar trabajos de investigación, estudio y actividades de carácter artístico, gráfico y plástico; producir y editar trabajos científicos de interés y de promoción de la cultura; constituir un fondo documental; colaborar con instituciones docentes, culturales o artísticas; organizar encuentros, conferencias, cursos, certámenes y toda clase de manifestaciones culturales artísticas.

Los responsables son profesionales de reconocido prestigio en el ámbito cultural. El director Jose Luis Ferri, bajo la supervisión de la Presidenta de la Diputación Luisa Pastor y el diputado de cultura Juan Bautista Roselló, coordina los cuatro departamentos en los que se estructura. Los departamentos que programan y coordinan todas las actividades se dividen en humanidades y ciencia, publicaciones e investigación, arte y comunicación audiovisual “Eusebio Sempere” y revistas.

Tiene unas magníficas instalaciones en la calle San Fernando, número 44, de Alicante en una inmueble antiguo rehabilitado conocido como casa Bardín. Este espacio, donde se respira y vive la cultura desde que se entra y se recorre cada una de sus salas, es un lugar perfecto para el encuentro con la cultura. Posee una biblioteca con un fondo con más de quince mil volúmenes, con un reconocido fondo especializado de temática local valenciana. Tiene quince puestos de lectura que los ciudadanos pueden utilizar.

Así mismo, el edificio está dotado aparte de la biblioteca, una sala polivalente para conferencias, exposiciones y seminarios, puesto de venta de publicaciones y fonoteca. La fonoteca tiene digitalizada música de compositores y músicos alicantinos.

También, anualmente se convocan becas para realización de tesis doctorales y proyectos de investigación en temática cultural, se organizan diferentes certámenes, concursos y ciclos de conferencias, y se realizan publicaciones propias.

En la actualidad se está impulsando el trabajo conjunto con las comarcas alicantinas, con el objetivo de acercar el instituto a toda la provincia de Alicante, y que su actividad sea mas conocida para la ciudadanía.

El Gil-Albert es un buen instrumento para aglutinar toda la cultura de la provincia de Alicante y mostrar lo que nuestros creadores, artistas, escritores e investigadores han hecho y pueden hacer.

Cumbre de las diputaciones

Artículo de opinión publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 16/04/2012:

Esta semana se celebra en la ciudad de Valencia una importante reunión de todas las diputaciones de nuestro país, que junto con la próxima reunión de las diputaciones de la Comunidad Valenciana, van a redefinir el papel que juega esta administración pública en el escenario actual.

Sin duda, la reestructuración de la administración pública española es una asignatura pendiente desde, sobre todo, cuando se inició la crisis económica. Hasta ahora, no se han tomado decisiones importantes y valientes que lleven a cabo un cambio en la reducción del proceso administrativo; así mismo, de una verdadera carta de servicios públicos donde las administraciones no dupliquen competencias ni servicios.

En la actualidad, un ciudadano, depende  del lugar de España en el que viva, puede que tenga diferencias a la hora de realizar un trámite administrativo, en los servicios sanitarios, en los tipos impositivos tributarios o problemas en la elección de la lengua que quiere que a sus hijos les eduquen.

En una época donde se tiene que continuar disminuyendo el gasto público, y no se dislumbra el final del túnel de esta terrible crisis que a tantas familias y pymes se está llevando por delante, los políticos tenemos que estar a la altura de alcanzar pactos y tomar decisiones que aseguren unos servicios públicos acordes a nuestro orden Constitucional junto con una política presupuestaria lo mas eficiente posible y austera para cumplir con la estabilidad presupuestaria.

No hay tiempo de si tu has dicho esto, dijiste aquello, tu eres mas o eres menos. No es el tiempo de los protagonismos políticos. Es necesario un tiempo de consensos. La sociedad no perdonaría que no nos pusiésemos de acuerdo.

De vez en cuando escucho a alguien que se pone a hablar de la pólvora como elemento innovador cuando ya está inventada. Rubalcaba proponía en la última campaña electoral eliminar Diputaciones, que la suma de todas ellas supone un 1% del gasto en los Presupuestos Generales del Estado. La eliminación de esta administración pública no supondría un ahorro del 1% al Estado; alguien tendría que asumir los servicios que presta, su personal y sus infraestructuras. Sobre la fusión de municipios; que nadie se piense que en los ayuntamientos pequeños hay tres o cuatro funcionarios de brazos cruzados y con servicios duplicados. La mayoría tienen uno o dos empleados públicos que comparten con otros ayuntamientos de municipios pequeños, y donde los servicios públicos que prestan están mancomunados con localidades colindantes.

Las diputaciones, y en concreto, la Diputación de Alicante está preparada para asumir los nuevos retos que se planteen en estas próximas reuniones. Lo que está claro es que las diputaciones no deben tener servicios que son competencia de la Comunidad Autónoma o de la Administración Central. Sus competencias tienen que basarse en aquello que son especialistas: la atención a los municipios, la coordinación de la acción política de los Ayuntamientos y la coordinación de la gestión de los servicios públicos que las entidades locales tienen encomendadas.