Camps, el caso de los trajes y su dimisión

Mucho se ha hablado en los últimos dos años de que si a Francisco Camps, le regalaron o no unos trajes. A mi cuando una persona que confío en el él me dice que no ha hecho algo, me lo creo. He tenido muchas veces la oportunidad de conocer mas de cerca a esta persona, de unas virtudes propias de una excelente persona. Con su dimisión, y no pagando la multa que hubiese reconocido haber hecho algo que no ha hecho, ha demostrado que su inocencia está por encima, y ahora tiene la plena libertad de poder demostrarla en sede judicial sin la problemática de ostentar un cargo tan importante.

Sabíamos lo que iba a pasar; lo planificaron en una cacería y los valencianos seguimos confiando en él de forma masiva para que continuase dirigiendo la Generalitat. Tras este caso han caído un juez y un ministro.

Hoy nos ha dejado el mejor President de la Generalitat. Yo sigo estando con Paco Camps. Solo puedo desear que se haga justicia por la persecución que ha vivido.