Vuelta al sentido común. PHN

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 06/02/2012:

La semana pasada se producía una noticia importante para la provincia de Alicante; el ministro Arias Cañete anunciaba la recuperación del Plan Hidrológico Nacional (PHN).

Trasvase Tajo Segura a su paso por la Vega Baja

La vuelta al PHN es la vuelta al sentido común. Desde que en el año 2004, elexpresidente Zapatero y la exministra Narbona derogasen el PHN se produjo un vaivén en la política hídrica del gobierno socialista. Primero anunciaban un Plan Agua donde se primaban la construcción de desaladoras en vez de los trasvases desde zonas excedentarias de agua a zonas necesitadas. Un ejemplo de ello, es la desaladora de Torrevieja con una inversión de mas de 220 millones de euros. Proyecto insignia del exgobierno socialista que lo abandonó sin dejar la puesta en marcha de esta infraestructura.

La derogación del PHN no era una cuestión que se tomase por criterios técnicos, si no políticos. La mayoría de técnicos en la materia, recomendaban realizar esta infraestructura ante los problemas que se tenían. Una solución técnica no solo aplicable a esta parte de España, si no que en otros lugares como en California, y con problemas similares a los nuestros, hace años que se adoptó.

Como decía, los criterios de la derogación no fueron técnicos si no políticos. Zapatero necesitaba del apoyo del grupo parlamentario ERC para su estabilidad parlamentaria. Y ejecutó la derogación de una infraestructura que tenía la financiación adecuada de la Comisión Europea, que por aquél entonces nuestro país tenía como territorio objetivo uno con los fondos de cohesión territorial. Ahora la financiación del proyecto será mas difícil por la situación económica actual.

Durante estos años, un hito sorprendente fue la de la solicitud del entonces gobierno de la Generalitat de Cataluña gobernado por el tripartito entre ellos PSC y ERC donde solicitaban un trasvase del Ebro para la ciudad de Barcelona. Es decir, el PSOE negaba un trasvase para alicantinos y murcianos, pero sí para catalanes. Y el PSPV se resignaba sin mediar palabra en esta injusticia, que lo único que hacía era generar una confrontación social entre comunidades autónomas y una insolidaridad territorial.

Otro de los hitos de estos años fue la de la inclusión en el estatuto de Castilla la Mancha de una reserva hídrica que suponía el fin del trasvase Tajo-Segura. Aquí el PSPV cambió su discurso y ya no apoyaba las tesis de Ferraz. El PSOE tramitaba en el Congreso la reforma del Estatuto y aquí apoyaban las manifestaciones a favor de lo único que nos quedaba, el Tajo-Segura. Pero ese apoyo relativista no se manifestó en el Congreso; si no hubiese por el PP, hoy ni tendríamos trasvase del Ebro, ni del Tajo-Segura.

Esperemos que estos años sean los de la vuelta a la cordura y se termine con la injusticia social vivida.

No quiero terminar sin agradecer al diario ABC y a su delegado en Alicante, David Martínez, la oportunidad que me han brindado de escribir semanalmente en este medio.

El agua y la solidaridad

Una vez mas, tenemos en la palestra el famoso tema del agua. He hablado de este tema en innumerables ocasiones, pero la importancia de esto para nuestra Comunitat es vital. El PSC ahora que tiene el problema en Cataluña, si que quiere trasvases, ¡como no!, pero para los valencianos, ¿que?

No voy a entrar en valoraciones de Plan Hidrológico Nacional o desaladoras. Está mas que demostrado que el Plan Hidrológico Nacional es la mejor opción técnico-económica ya que es la mas eficiente, dicho por expertos mundiales.

Una cuestión de votos

Pienso que el PSOE ha negado el agua tan necesaria en la Comunidad Valenciana y Murcia por una cuestión de votos. De los 350 diputados al Congreso de los Diputados, 47 diputados son para Cataluña (actualmente PSOE 25, PP 7) y 13 para Aragón (PSOE, 8 y PP, 5). Sin embargo, la Comunidad Valenciana tiene 33 diputados (PP, 19 y PSOE, 17) y la Región de Murcia 10 (PP, 7 y PSOE, 3).

Es decir, Cataluña y Aragón suman un total de 60 diputados nacionales y, Comunidad Valenciana y Murcia, 43, una diferencia de 17 escaños.  Al PSOE le interesa estratégicamente mantener su peso político en esas comunidades ya que, en escaños, le interesa mas, pero esta decisión va contra el bien común de todos los españoles. Por eso en sus mensajes siempre niega el agua para el levante español para fortalecerse pero no se da cuenta que enfrenta a personas de diferentes comunidades.

Inmoralidad

La derogación del Plan Hidrológico Nacional, fue una inmoralidad. ¿Por qué el PSC ahora quiere un trasvase del Ebro a Barcelona y nada para la Comunidad Valenciana? Este hecho atenta a la justicia, a la caridad entre los seres humanos y a la solidaridad entre los pueblos. La derogación fue una acción que ha perjudicado a una tierra que necesita agua para sus personas y su tejido económico, agua que se vierte al mar sin una razón lógica.

La medida de la derogación fomenta la confrontación entre las personas, por lo que se justifica su inmoralidad. ¿Te imaginas que un aragonés o un catalán no pudiesen ir a una universidad de la Comunidad Valenciana por ser de esa tierra? ¿O que se les negase el derecho a estar en una de nuestras playas, museos o hospitales?

Estamos sin duda en un mundo cada día mas globalizado donde no caben los individualismos. Tenemos que llevar las cosas que sobran a donde no las hay, y hacer de nuestro país una gran nación donde todos los ciudadanos sean iguales y libres.