Orihuela necesita estabilidad institucional

18 días de tripartito en Orihuela y la institución de los oriolanos patas arriba. El tripartito no se entiende; se pelean por los sueldos, los asesores y las concejalías. Y hoy en el primer pleno tras la constitución del Ayuntamiento de ha demostrado que el «amor» no ha cuajado, y no han sido capaces de llevar adelante la propuesta.

Si el tripartito no es capaz de gobernar, tiene el deber de dimitir y dejar que gobierne el partido político mas votado y que se quedó a unas docenas de votos para la mayoría absoluta.

Los oriolanos necesitan ahora mas que nunca un gobierno fuerte que les gobierne de forma cohesionada.