Premios Sapiens, del Colegio Oficial de Ingenieros Informáticos de la Comunidad Valenciana

El pasado jueves tuve la oportunidad de explicar en el foro de la Semana Informática y el Congreso del Colegio Oficial de Ingenieros Informáticos de la Comunidad Valenciana el proyecto Ayuntamiento en la Nube que estamos implantando en la Diputación de Alicante.

Así mismo, entregué el premio Sapiens del Colegio a la empresa alicantina Energy Sistem; empresa que destaca por capacidad competitiva en un sector tan complejo como la electrónica de consumo y por su creciente expansión internacional que ya le permite vender sus productos (MP5, Ebooks, tablets, etc) en 60 países.

Primer año de Ley de Juventud de la Comunitat Valenciana

Hoy hace un año que las Cortes Valencianas aprobaban la Ley de Juventud de la Comunitat Valenciana. Fue un trabajo duro de cuatro años de trabajo de muchas personas. Nos encontramos mucha piedras en el camino, pero lo superamos y conseguimos el objetivo. Gracias desde aquí a todos los que colaboraron.

Conferencia sobre avances en Sanidad en la Comunidad Valenciana

Esta noche he acompañado a Pilar Ripoll, directora general de calidad y atención al paciente de la Conselleria de Sanidad, a la conferencia que ha ofrecido en la sede del PP de Redován, sobre los avances de las políticas que en materia de sanidad se ha hecho esta legislatura.

La Generalitat ha hecho un buen trabajo. Son mucho los avances pero lo mas importante, todos los hospitales que se han creado: La nueva Fe, Denia, Manises, el hospital militar, Elche, Lliria y Torrevieja.

El Gobierno de ZP recorta 160 millones de euros en las ayudas a la vivienda para la Comunidad Valenciana

El pasado martes 27 de julio de 2010, se celebró la Conferencia Sectorial de Vivienda presidida por la exministra de Vivienda y actual secretaria de Estado de la Vivienda, Beatriz Corredor, en la que se dio cuenta por parte del Ministerio de los ajustes presupuestarios que se veía obligado a realizar para colaborar en el objetivo del Gobierno de España de reducción del déficit público al 3% en 2013.

Las medidas planteadas afectan a los compromisos adquiridos por el Ministerio con las Comunidades Autónomas y en concreto reflejados en el “Convenio entre el Ministerio de Vivienda y la Comunitat Valenciana para aplicación del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012” suscrito el 28 de abril de 2009.

Estas medidas suponen un recorte para la Comunidad Valenciana de más de 160 millones de euros previstos para 2011 y 2012, afectando a más de 23.000 familias de escasos recursos.

Los 160 millones de euros de recortes son los siguientes:

1. Eliminación de la Ayuda Estatal Directa a la Entrada: 115 M€
2. Reducción en un 40% de las ayudas a los promotores de co vivienda en alquiler y alojamientos protegidos​33 M€
3. Eliminación de las subvenciones para adquisición y urbanización de suelo para vivienda protegida​7 M€
4. Supresión de las subvenciones a ventanillas únicas, registros de demandantes y programas de difusión. ​6,4 M€

Los mencionados recortes se realizarán mediante una modificación del Plan de Vivienda vigente, redactando al efecto un nuevo Real Decreto que debería entrar en vigor el 1 de enero de 2011.

5. Eliminación de la Ayuda Estatal Directa a la Entrada: Se trata de una subvención a los compradores de vivienda tanto nueva como usada consistente en un pago único de una cantidad determinada por el nivel de ingresos de y otras circunstancias personales y familiares del solicitante, destinada a facilitar el pago de la entrada o de la parte no cubierta por el préstamo convenido, correspondiente al precio de venta o adjudicación de vivienda.

En la Comunidad Valenciana el acuerdo suscrito comprometía ayudas para un total de 13.585 familias, para los años 2011 y 2012, que en función de sus circunstancias personales y familiares hubieran podido obtener subvenciones desde 4.500 € hasta un máximo de 12.200 €, estimándose una pérdida aportación económica por parte del Ministerio de más de 115 millones de € .

El Ministerio pretende justificar la desaparición de esta ayuda con la posibilidad de obtener un préstamo del 90% del precio de venta, posibilidad que se considera prácticamente inviable, dadas las actuales circunstancias del Sector Financiero.

Esta medida reviste especial gravedad en la Comunidad Valenciana, pues estaba facilitando la salida del stock de vivienda terminada y supone un nuevo freno a la recuperación del Sector de la Construcción.

6. Reducción en un 40% de las ayudas a los promotores de vivienda en alquiler y alojamientos protegidos:

• La función de esta subvención es incentivar la construcción de nuevas viviendas en régimen de alquiler y facilitar así mismo la reconversión de promociones ya construidas para venta, destinándolas a arrendamiento con o sin opción de compra.

• En la Comunidad Valenciana el acuerdo suscrito comprometía ayudas para impulsar la promoción de un total de 5.260 viviendas en 2011 y 2012, aportando subvenciones próximas a los 17.000 € por vivienda, y que permitía a los promotores lanzarse al mercado del alquiler pues estas cuantías complementaban el préstamo hipotecario para poder abordar una inversión a largo plazo, como lo es la del alquiler. La reducción de 40% de la subvención prevista, inviabiliza promociones ya planificadas con la consiguiente nueva parálisis del Sector y la desconfianza del sector empresarial.

La reducción de la aportación del Ministerio se estima en más de 33 millones de €, pero además provocará una falta de inversión por parte del sector empresarial de más de 400 millones € que hubieran generado más de 20.000 puestos de trabajo.

7. Eliminación de las subvenciones para adquisición y urbanización de suelo para vivienda protegida

• Esta subvención incentiva la adquisición y urbanización de suelo destinado mayoritariamente a vivienda protegida, es decir, la generación de sectores residenciales en los que más del 50% o 75% de las viviendas serían protegidas, según se trate de actuaciones prioritarias o no prioritarias. Favorece por tanto la generación de suelo a precios ajustados, que permiten después reducir el precio de las viviendas.

• Las subvenciones existentes, ascienden a 1.000 € y 2.000 € por vivienda en Actuaciones no prioritarias y prioritarias respectivamente. En la Comunidad Valenciana el acuerdo suscrito comprometía ayudas para impulsar la urbanización de suelo para más de 4.400 viviendas en 2011 y 2012, lo que supone un recorte de 7 millones de €.

8. Supresión de las subvenciones a ventanillas únicas, registros de demandantes y programas de difusión.

• Históricamente el Ministerio de Vivienda ha venido colaborando en la financiación de las ventanillas únicas, registros de demandantes y programas de difusión con una aportación del 40% de su coste.

• Desde el año 2008 las Comunidades Autónomas se han visto obligadas a reforzar estas ventanillas para gestionar el registro de demandantes y la Renta Básica de Emancipación, que es una subvención exclusivamente estatal y que se desarrolla al margen del Plan de Vivienda. El Ministerio decidió la implantación de esta nueva ayuda y solicitó la colaboración de las Comunidades para realizar la gestión. La Comunidad Valenciana confiando en el cumplimiento de los compromisos del Estado ha creado nuevas oficinas y tramitado más de 28.000 solicitudes. Ahora el Ministerio unilateralmente decide dejar de aportar los fondos que comprometió, y que la Comunidad debe seguir financiando, ahora en solitario.

• Según las estimaciones realizadas, el Ministerio dejará de abonar 1,6 millones de euros en 2010, y 4,8 millones de euros en 2011 y 2012. Así ahorra 6,4 millones de euros a costa la Comunidad Valenciana.

La Ley de Juventud sigue su curso en Les Corts

Hoy ha comenzado el trámite parlamentario de la Ley de Juventud de la Comunitat Valenciana.

En primer lugar, la consellera de Bienestar Social, Angélica Such, ha hecho la presentación de la Ley de Juventud, y después se ha discutido las tres enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos parlamentarios en la oposición.

Los tres grupos parlamentarios PSPV, Compromis y no adscritos, han tenido en común en su intervención que la Generalitat no había consultado al Consejo de la Juventud ni a sus entidades miembro la Ley de Juventud.

No se quien o quienes habrán sido los inventoress de ese argumento; han actuado con una terrible irresponsabilidad porque la Generalitat desde siempre ha contado con la participación del Consejo de la Juventud de la Comunidad Valenciana y con sus entidades miembro; decir lo contrario seria decir una falacia.

A pesar de esta gran mentira que se inventaron, y que quedó patente con documentos las diversas instancias enviadas al Consejo de la Juventud para que hiciesen llegar sus propuestas, la ley continúa su curso en el parlamento valenciano.

Una suerte poder vivir en la Comunidad Valenciana

Cuando hace poco mas de tres años empecé a desempeñar el cargo público que actualmente ostento, pedí que me pusieran un mapa de la Comunitat Valenciana que vi que no se le daba uso, en el despacho de la dirección general del Institut Valencià de la Joventut.

Soy de Redován, municipio situado al sur de la Comunitat, y estudié en Elche; al no tener necesidad de desplazarme a estudiar a Valencia como muchos jóvenes universitarios, era un completo desconocido de muchos pueblos y ciudades de la región.

Pero ahora eso ha cambiado. Seguí el consejo de hacer política en la calle desde el principio, y de conocer de primera mano los problemas de los ciudadanos.

Cada vez que he visitado un municipio, he colocado una chincheta en ese mapa, y poco a poco, ese mapa ha ido aumentando de chinchetas hasta superar las 130. He tenido la gran suerte de conocer en este tiempo ha muchas personas, muchos municipios, sus costumbres y su historia.

Todavía me quedan muchos pueblos que visitar hasta llegar a los 541 que tiene la Comunidad Valenciana.

Una Ley esperada y necesaria

En el año 1989 se creó el Institut Valencià de la Joventut. Un organismo que nació con el objetivo de ejecutar la política de juventud que realizase la Generalitat. También en ese año se reguló con la Ley de Participación Juvenil, la participación pública, de la juventud perteneciente al movimiento asociativo juvenil de la Comunitat, a través de los Consejos de la Juventud.

Tras muchos años, era necesaria una Ley de Juventud de la Comunitat Valenciana, que diese respuesta a las nuevas necesidades de la juventud valenciana del siglo XXI, así como una legislación integral de materia de juventud.

La nueva Ley de Juventud contempla la transformación del IVAJ en Generalitat Jove. Este no es un simple cambio de nombre, si no un nuevo concepto como organismo autónomo coordinador de la política de juventud de la Administración Valenciana, de manera que se coordinará e informará a los ciudadanos jóvenes de la Comunitat desde Generalitat Jove.

A partir de la aprobación de la nueva Ley, los jóvenes tendrán de un modo más ágil el acceso a toda la información de la Generalitat que les resulte útil, ya que Generalitat Jove le proporcionará la información no solamente de los programas y actuaciones que gestiona, sino de todas las medidas que desarrolla toda la administración autonómica valenciana en materia juvenil, a través de la Ventanilla Única Jove.

La nueva legislación que afecta a la juventud valenciana, está dirigida a un sector social con un peso innegable en la estructura demográfica de la Comunitat.

Se considerarán personas jóvenes a las que tengan entre los 14 y los 30 años, inclusive. No obstante, para políticas en materia de emancipación, principalmente, vivienda y empleo, la consideración se puede extender hasta los 35 años.

Tanto el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana como los consejos locales adoptan, en esta Ley, la forma jurídica de corporaciones públicas sectoriales de base privada con personalidad jurídica propia y con plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines.

El Pla Jove será el instrumento a través del cual Generalitat Jove planificará y establecerá todas las actuaciones y medidas concretas que las distintas Consellerias vayan a realizar durante el tiempo que se determine en el Plan. En este plan se hablará de familia, vivienda, empleo, salud, consumo, formación, investigación, cultura, deporte, turismo, ocio, seguridad vial, medio rural, medio natural y solidaridad.

La juventud de la Comunitat ha sido partícipe en la elaboración de esta ley, a través de la web que se puso en marcha para conocer la opinión, y a través de las entidades miembro del Consejo de la Juventud, como asociaciones juveniles, secciones juveniles de sindicatos y partidos políticos, y movimientos sociales.

Esta es la ley de los jóvenes y para los jóvenes.

El Consell aprueba el anteproyecto de Ley de Juventud de la Comunitat Valenciana

  • La nueva norma, que beneficiará a más de un millón y medio de jóvenes, establece la transformación del Institut Valencià de la Joventut en  Generalitat Jove
  • Garantiza la participación juvenil y las políticas transversales a las que se destinan más de 600 millones de euros anuales

El Consell ha aprobado el anteproyecto de ley de Juventud de la Comunitat Valenciana, con el objetivo de actualizar la legislación y adaptarla a los nuevos retos y necesidades que demandan los jóvenes del siglo XXI.

El nuevo texto legislativo contempla la transformación del Institut Valencià de la Joventut en Generalitat Jove, el Pla Jove, la transversalidad de las políticas en materia de juventud y los órganos de participación como el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana y el Observatori de la Joventut.

Dirigida a un sector social con un peso innegable en la estructura demográfica de la Comunitat, la normativa contiene un conjunto de medidas articuladas para  favorecer y facilitar su óptimo desarrollo como ciudadanos. En la Comunitat Valenciana hay en la actualidad 1.569.949 jóvenes de 14 a 35 años, lo que representa  el 31,2%  de la población.

Entre los principios que inspiran la nueva Ley de Juventud figuran la difusión, entre la juventud, de los valores democráticos, constitucionales y estatutarios; la búsqueda de la igualdad de oportunidades, y el fomento de la participación juvenil. Asimismo, contempla la promoción y fomento de la lengua y cultura valenciana, la proximidad y universalidad de los servicios a la juventud así como el respeto y protección de la multiculturalidad y la diversidad.

El texto considera personas jóvenes a las comprendidas entre los 14 y los 30 años, inclusive. No obstante, para la ejecución de programas o actuaciones relacionadas con el proceso de independencia familiar de los jóvenes y con la constitución de un hogar independiente, tal es el caso de las políticas de ayudas para compra o alquiler de vivienda o acceso a planes de empleo, la consideración se puede extender hasta  los 35 años.

El Título I de la Ley se destina a la organización de Generalitat Jove y a la creación del Observatori de la Joventut de la Comunitat Valenciana, órgano consultivo de carácter técnico adscrito a Generalitat Jove, que permitirá obtener información y realizar los análisis necesarios sobre la realidad de la juventud de la Comunitat.

Uno de los cambios más relevantes que introduce la Ley, es la nueva denominación del órgano encargado de coordinar las políticas de juventud en el ámbito de la Comunitat Valenciana. El Institut Valencià de la Joventut pasa a denominarse Generalitat Jove, aunque sigue siendo un organismo autónomo de la Generalitat.

Coordinación de todas las políticas juveniles

Con este cambio de tendencia, ya no se considera al Institut Valencià de la Joventut sólo como un ente pionero de la política en materia de juventud de la Generalitat, sino que lo impulsa hacia labores de coordinación de todas las políticas juveniles de la Administración Valenciana, de manera que  la política juvenil se coordinará e informará a los ciudadanos jóvenes de la Comunitat desde Generalitat Jove.

Estas políticas se caracterizan principalmente por su transversalidad, ya que los jóvenes son ciudadanos cuyo desarrollo no se extiende sólo en un ámbito específico, sino que le afectan las políticas públicas de muchas áreas.

En este sentido, la Generalitat considera que la transversalidad debe seguir aplicándose para seguir desarrollando políticas de juventud integrales y eficaces. Actualmente se llevan a cabo actuaciones en materia de juventud desde todas las Consellerias, organismos autónomos, fundaciones y empresas públicas. Por ello, Generalitat Jove, también informará de todas ellas a través de sus oficinas y canales de información como, por ejemplo, la página web de Generalitat Jove.

A partir de la aprobación de la nueva Ley, los jóvenes tendrán de un modo más ágil el acceso a toda la información de la Generalitat que les resulte útil, ya que Generalitat Jove le proporcionará la información no solamente de los programas y actuaciones que gestiona, sino de todas las medidas que desarrolla toda la administración autonómica valenciana en materia juvenil, a través de la Ventanilla Única Jove.

La Generalitat Jove asume todos los medios personales, materiales y los recursos económicos de los que disponía el Institut.

Participación juvenil

El Título II del anteproyecto se dedica a la participación juvenil con tres capítulos: las organizaciones de participación juvenil (uniones, asociaciones, federaciones, secciones juveniles de sindicatos o partidos políticos, consejos de la juventud locales, etc.).;  el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana y  los consejos locales de la juventud. Se prevén  instrumentos estables de financiación para todas las formas organizadas de participación juvenil, con especial mención del Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana y de los consejos locales.

El anteproyecto de Ley respeta y afianza estas entidades de participación, garantizando su permanencia a través de los apoyos institucionales necesarios para su efectividad. En ella aparecen recogidos los primeros modos y formas de participación social: el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana y los consejos territoriales de la juventud, de ámbito local.

Tanto el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana como los consejos locales adoptan, en esta Ley, la forma jurídica de corporaciones públicas sectoriales de base privada con personalidad jurídica propia y con plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines.

Por ello, la ley refuerza los consejos autonómicos y locales de la juventud que canalizan la participación de aquellos jóvenes que siguen viendo en la actuación social y política un lugar para poner en práctica los principios de solidaridad  y de servicio a los demás.

Políticas en materia de juventud

El Título III se destina en la Ley a las políticas en materia de juventud, a la Red de Información y Formación Juvenil, así como los servicios para la juventud, con la  regulación del Carnet Jove, los albergues, campamentos y residencias, y la promoción del turismo juvenil, faceta mercantil de Generalitat Jove.

Un lugar destacado lo ocupa el Pla Jove que  será el instrumento a través del cual Generalitat Jove planificará y establecerá todas las actuaciones y medidas concretas que las distintas Consellerias vayan a realizar durante el tiempo que se determine en el Plan.

La nueva Ley introduce como novedad una serie de áreas sobre las que el Pla Jove deberá incidir prioritariamente por considerarse esenciales para el desarrollo de los jóvenes: familia, vivienda, empleo, salud, consumo, formación, investigación, cultura, deporte, turismo, ocio, seguridad vial, medio rural, medio natural y solidaridad.

Además de establecer el contenido básico sobre el que deben centrarse las políticas de juventud, en la nueva Ley también se regulan otros servicios juveniles que ya está desarrollando la Generalitat como la emisión de carnés, el mantenimiento de instalaciones juveniles o la formación de animadores juveniles y monitores de tiempo libre.

Por otra parte, la Ley prevé la creación mediante decreto del Observatori de la Joventut de la Comunitat Valenciana como órgano adscrito a la Generalitat Jove. Tendrá un carácter consultivo, y su misión será investigar, estudiar y emitir informes sobre la realidad juvenil en la Comunitat Valenciana.  Los análisis y las conclusiones del citado órgano le servirán a la Generalitat para  conocer los problemas y preocupaciones de los jóvenes y así poder desarrollar programas que respondan a sus necesidades reales.

También merece la pena destacar que se ha establecido un sistema de controles del gasto que parecen oportunos en una corporación que se nutre fundamentalmente de los presupuestos de la Generalitat para asegurar su actividad, controles que, por otra parte, no son extraños a este tipo de corporaciones.

Por último, el Capítulo IV de la Ley establece un régimen sancionador que se concentra en las actividades destinadas a los jóvenes y llevadas a cabo por la iniciativa privada, y en la regulación del régimen disciplinario de residencias, albergues y campamentos.

Se definen distintas infracciones que se califican como leves y  graves, tanto las infracciones como las sanciones correspondientes tienen como objetivo evitar la obstaculización del buen desarrollo de la Ley.

Paradojas de la vida pública

Artículo de opinión publicado el 8 de febrero de 2010 en el diario ABC edición Comunidad Valenciana:

Confieso que desde muy joven, coincidía en gran parte con el ideario del Partido Popular. No obstante, no decidí afiliarme hasta el año 2006.

Algunas labores de voluntariado me ayudaron a comprobar que darse a los demás sin pensar en uno mismo, aporta buenas dosis de felicidad; sin embargo, en el servicio público, trabajar por los demás, es decir, por el bien común, puede ser realizable día a día.

Aunque los sondeos del CIS ya muestran la preocupación de la sociedad por los políticos, mis mejores encuestas son las que hago yendo a cuatro bares de mi pueblo y hablando con las personas de la barra o que me cruzo en el camino. Y es cierto, la imagen de los políticos actualmente no es muy buena, o por lo menos, la deseable.

Pienso que generalmente, un ciudadano se preocupa mas por quien le gobierna cuando le tocan el bolsillo. Y como la «cosa» parece que no mejora, la inquietud aumenta.

El político puede hacer el bien o el mal. Lo negativo es que cuando hace el mal, repercute en el bien de muchas personas. Y el mal que se está produciendo últimamente, provoca que haya un sentimiento genérico de que los políticos «somos todos iguales».

Ante esa expresión, indicar que la vida pública es una imagen fiel a la sociedad actual, es decir, que ni mejor ni peor a las cosas que pasan en la vida real.

Por lo tanto, usted (ciudadano), si no le gustan como funcionan las cosas, afíliese al partido político con el que más se identifique. Es lo que me dijeron a mi hace cuatro años (por que también era crítico), y aquí estoy.

Adrián Ballester
Director de Juventud de la Generalitat
www.adrianballester.es