El Plan de Modernización de la Diputación de Alicante incorpora a once municipios más de la Vega Baja

La comarca eleva así a diecisiete el número de ayuntamientos adheridos

IMG_1493

08-04-13.- El diputado de Modernización Adrián Ballester ha firmado esta mañana en Rojales con once alcaldes de la Vega Baja el convenio de adhesión de sus respectivos municipios al Plan Moderniza 6.0 de la Diputación de Alicante. Esta iniciativa pretende impulsar entre los ayuntamientos, especialmente en los de menor población, la gestión de todos sus procedimientos administrativos a través de las nuevas tecnologías.

Benejúzar, Benferri, Benijófar, Catral, Cox, Dolores, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos y Rafal son las localidades que se han adherido a este acuerdo, con lo que el número de ayuntamientos de la provincia incluidos en este Plan asciende a más de cien.

En este sentido, Ballester ha señalado que en total ya son 17 los ayuntamientos de la Vega Baja que están adheridos al Plan Moderniza de la Diputación de Alicante. Estos consistorios ofrecen a los 110.000 ciudadanos de la comarca una sede electrónica donde poder realizar trámites a través de su DNI electrónico o firma digital como inscripciones, certificados de empadronamiento o presentación de instancias.

De los 27 municipios de la comarca, diecisiete ya están incluidos en este programa. Esto supone que 580 funcionarios, concejales y alcaldes de la zona estén trabajando de forma electrónica y contribuyan a ofrecer un servicio más eficiente, sencillo y cercano con el que, además, se reducen de forma considerable los tiempos y plazos de los procedimientos, así como los costes para los ayuntamientos, ha puntualizado el diputado.

El Plan Moderniza 6.0 ofrece a los consistorios los servicios de Ayuntamiento en la Nube, software municipal, administración electrónica, portales webs municipales, así como la firma digital, certificados de sede electrónica y sello de órgano, entre otras posibilidades. De esta forma, cualquier ciudadano podrá solicitar un certificado de empadronamiento al instante sin necesidad de desplazarse al municipio, mientras que un empleado público podrá desde un teléfono móvil disponer de firma digital, lo que le agilizará considerablemente la tramitación administrativa.

Además, Ballester ha explicado que desde la Diputación de Alicante está previsto poner en marcha un programa de subvenciones destinado a los ayuntamientos de la provincia con el fin de dotar a los consistorios de sistemas informáticos como escáneres e impresoras y lectores de códigos QR, necesarios para adaptarse a los objetivos del Plan de Modernización.

Finalmente, Adrián Ballester ha manifestado que los buenos resultados del Plan Moderniza han propiciado que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se fije en la Diputación de Alicante para desarrollar nuevos servicios. Un ejemplo de ello es el proyecto ORVE, una iniciativa que permite a los ayuntamientos y organismos públicos acogidos al sistema escanear la documentación que presentan los ciudadanos en las oficinas de registro -aplicando la digitalización en los puestos de ventanilla con plena validez jurídica- y enviarla instantáneamente al destino de forma electrónica.