Carta a Rubén Ferrándiz, portavoz del PSOE en la Vega Baja

Artículo publicado en el Diario Información en su edición del sábado 3 de octubre de 2015:

Estimado Rubén,

Ayer me mencionabas en este medio en un artículo y he considerado conveniente contestarte para aclarar algunas cosas. En primer lugar, hablas de “vertedero” en Crevillente y deberías saber cómo responsable público que emite juicios de valor que lo de Crevillente no es un vertedero, sino una planta de transferencia.

Las plantas de transferencia, de las que tanto habéis demonizado los socialistas, no son vertederos. Son un recinto donde hay un traslado de residuos a contenedores con mayor tonelaje para prestar este servicio público de forma más eficiente.

Sobre el hecho que se produjo la semana pasada del cierre de la planta de transferencia en Crevillente, recordarte que la Generalitat ha copiado lo que hicimos en el PP el pasado año con la parada técnica de esta planta. Se han limitado a permitir el reparto de basuras en los diferentes vertederos de la provincia como informaba este medio.

Por poner un poco de luz sobre el asunto de las basuras del que tanto se ha escrito y comentado, resulta conveniente hacer un poco de memoria histórica sobre la sucesión de los hechos que se han producido. En el año 2008, todos los miembros del consorcio de basuras de la Vega Baja, incluidos los alcaldes socialistas de aquella época, aprobaron la adjudicación de basuras en la pedanía de Torremendo en Orihuela.

Posteriormente, una sentencia judicial por un recurso contencioso  determinaba que la mejor oferta del concurso del plan zonal era la que situaba el vertedero en Albatera y debía adjudicarse allí.

En un Estado de Derecho que sustenta la división de poderes, normalmente los partidos constitucionalistas respetan y acatan las sentencias judiciales. Pero el PSOE  en aquel entonces (año 2013), se puso la coleta para tergiversar, manipular y hacer demagogia con un asunto tan serio como acatar una sentencia judicial.

El Consorcio del Plan Zonal con la mayoría de votos del PP acató la sentencia y adjudicó el plan zonal donde indicaba la Justicia. No obstante, ante los incumplimientos contractuales de la empresa y con el visto bueno de varios juristas expertos en contratación pública, rescindió el pasado mes de enero el plan zonal de basuras, dejando la responsabilidad a los gobiernos que fuesen elegidos en las elecciones de mayo, la responsabilidad de hacer y poner en marcha un nuevo plan zonal de basuras.

El que firma este artículo, afirmó en este diario que el Plan Zonal estaba salpicado por la corrupción de caso Brugal. Un caso vergonzoso en la que habían implicados del PP y también del PSOE. Por suerte, en el PP ya no quedan ni una de las personas que son investigadas en este caso de presunta corrupción. No obstante, hay que recordar que la pieza del caso Brugal que se encuentra en investigación judicial nunca cuestionó corruptelas sobre  Albatera, sino sobre Torremendo.

A pesar de que el PSOE obtuvo en las elecciones del pasado mes de mayo los peores resultados electorales de los últimos años, los socialistas se encuentran inmiscuidos en una borrachera del poder, en la que se les ha olvidado que tienen que gobernar. Acostumbrados a calentar el sillón opositor, se encuentran en la tesitura de ejercer una acción de gobierno de la que no están acostumbrados. Ahora os toca gobernar la Generalitat y el Consorcio de Basuras, y por lo tanto, tomar decisiones.

Con el Partido Popular podéis contar para poner fin a uno de los problemas más importantes de la comarca en los últimos años, con responsabilidad, sentido común, consenso y lealtad.

Adrián Ballester. Coordinador del PP en la Vega Baja

La coherencia del PP ha puesto fin al Plan Zonal de la Vega Baja

 

  • El Consorcio de Residuos ha aprobado el documento que pone punto y final al Plan por incumplimiento de la empresa adjudicataria y avalado por el Consell Juridic Consultiu
  • Los Populares anuncian “un Plan Zonal nuevo para un tiempo nuevo fundamentado en la coherencia en los planteamientos, el consenso político y la participación ciudadana”
  • “Los hechos demuestran que la responsabilidad y el respeto a las decisiones judiciales del Partido Popular ha llevado al punto de donde la incoherencia, irresponsabilidad y la manipulación del PSOE nos alejaban”

Alicante. 21/01/15. El coordinador del Partido Popular en la comarca de la Vega Baja Adrián Ballester ha afirmado hoy que “la coherencia del Partido Popular ha puesto fin al Plan Zonal de la Vega Baja”. Ballester ha efectuado estas manifestaciones después de que el Consorcio de Residuos haya aprobado hoy el documento que pone punto y final al Plan por incumplimiento contractual de la empresa adjudicataria y avalado por el Consell Juridic Consultiu.

Ballester ha indicado que “el PP apuesta por un Plan Zonal nuevo para un tiempo nuevo, fundamentado en la coherencia en los planteamientos, el respeto medioambiental, la eficiencia, el consenso político y la participación ciudadana, porque sin coherencia, sin consenso y sin participación no se pueden adoptar decisiones que afectan a todos los ciudadanos”.

En este sentido, Adrián Ballester ha recordado que “hoy se ha puesto punto final al plan zonal por los graves incumplimientos de la empresa adjudicataria. Para ello, lo fácil, en todo este proceso, hubiera sido adoptar una postura hipócrita como ha hecho el PSOE que no quería acatar las decisiones judiciales, pero eso no habría solucionado el problema. Y el PP soluciona problemas no los aumenta. Por ello, el PP ha preferido ir paso a paso, buscando puntos de encuentro y rechazando enfrentamientos, y todo ello, siempre, desde unas posiciones firmes, decididas y claras”.

Así, ha desvelado que “han existido momentos difíciles pero, al final, los hechos demuestran que la responsabilidad y el respeto a las decisiones judiciales del Partido Popular ha llevado al punto de donde la incoherencia, irresponsabilidad y la manipulación del PSOE nos alejaban”.

Adrián Ballester ha lamentado “la abstención en la votación del Gobierno Local de Orihuela. Un gobierno que se dice socialista, verde y europeísta y que preside el Consistorio de la capital comarcal de la Vega Baja no puede ponerse de lado ante la reivindicación unánime de los ciudadanos, porque con ello demuestra estar más preocupado por sus circunstancias internas que por la voluntad de las personas de su municipio”.

Ballester ha subrayado que “a partir de ahora iniciamos un tiempo nuevo, y buscaremos crear un Plan Zonal con un procedimiento transparente, una voluntad de servicio a las personas y donde brille la participación, el respeto y el cumplimiento riguroso de la legalidad y el medio ambiente”.