Pleno de la Diputación

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 05/03/2012:

El pasado jueves, la Diputacion de Alicante celebraba el pleno ordinario correspondiente al mes de marzo. Entre los puntos que se debatían, estaban las ayudas para las Agencias de Desarrollo Local, así como ayudas también para infraestructuras hídricas, para equipamiento medioambiental e inversiones en zonas verdes en municipios, entre otros puntos.

En el turno de mociones presentadas por los grupos políticos, el grupo popular presentó una a favor de los agricultores y ganaderos que han sufrido  las recientes heladas, así como el acuerdo aprobado por la Unión Europea con Marruecos sobre liberalización del comercio de productos agrícolas; moción que fue aprobada por unanimidad. El grupo socialista presentó una sobre la mal llamada “primavera valenciana”. Mal llamada, porque ni estamos en primavera, ni porque nada tiene que ver con la primavera de mayo de 1968.

En la defensa de esta moción, el portavoz del grupo socialista y exalcalde de Elche, Alejandro Soler, repróchó la actuación policial en las inmediaciones del IES Luis Vives de Valencia. El portavoz popular y alcalde de Crevillente, Cesar Augusto Asencio, defendió el trabajo del Consell en la mejora de la Educación en los últimos años, y lamentó los hechos de quienes intentaban buscar confrontación en una protesta que no estaba autorizada por la Delegación del Gobierno.

“Fascista”, fue el improverbio que lanzó el portavoz socialista al portavoz popular en su turno de réplica. Ni corto ni perezoso, ante la llamada a la rectificación de un compañero de bancada popular pidiendo que retirara el insulto, intentó justificar más su insulto.

Lanzar un insulto de esa forma desde la tribuna del salón de plenos de una institución es vergonzoso. Este insulto, que podría ser considerado una injuria, es la nueva moda de hacer política del Partido Socialista, que mas influenciado por la corriente filosófica de la socialdemocracia, lo está por la del relativismo.

No solo fue el portavoz popular el objeto de insultos. Por último, el portavoz del grupo socialista también reprochaba a este periódico, diciendo, que el diario ABC ni siquiera se le podía llamar periódico, ya que mas bien es un folletín”. Resulta paradójico que se llame de esa manera a un medio de comunicación con la trayectoria de ABC. Normalmente, cuando alguien no está conforme con lo que se ha publicado en un medio, utiliza el derecho a la rectificación, no el del insulto fácil. Que digan de uno cuestiones diferentes a las que le gustaría que dijeran no da derecho a insultar. Una muestra mas de que prevalece el insulto ante el debate parlamentario; ¿será por la falta de ideas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.