Pactos de Estado

Artículo publicado en el diario ABC en su edición de Alicante el 18/06/2012:

Corría el año 1.977 cuando, tras años de dictadura, personas comprometidas con el nuevo cambio político en España, querían asentar la democracia en nuestro país. Se ponían de acuerdo para tomar decisiones que fueran la simiente de un nuevo sistema político.

Personas de prácticamente todo el espectro político, acordaban qué Estado se quería, qué modelo social, económico, bancario, judicial y estructura tributaria. Eran las bases de trabajo de cara a la Constitución Española que un año mas tarde se aprobaría. No cabían las disputas interesadas y sí el diálogo y el consenso. Consolidar una democracia en el entorno europeo era el objetivo y se sabía, que con confrontación no se asentaría.

Treinta y cinco años después, nuestro país no vive la misma situación de inestabilidad de  aquel momento, pero sí una difícil situación donde millones de ciudadanos han perdido su empleo fruto de una recesión económica sin precedentes. Como escuchaba hace un tiempo definir la crisis a un economista, decía que estaba producida “por la mentira y la codicia”. Hasta que no nos demos cuenta de esto, todo seguirá igual.

En tres años, los ingresos de las arcas públicas han descendido en España de media alrededor del 40%, y bajo esta realidad, es imposible plantear una estructura del gasto público semejante a la de hace tres años. Nos hemos endeudado por encima de nuestras posibilidades por no hacer los deberes a tiempo. Solo en el año 2011, nos hemos gastado 96.000 millones de euros mas, que ingresos hemos tenido. Tampoco hay margen para la subida de los ingresos en la administración: el bolsillo del ciudadano ya no da para más.

Después de años de recesión es necesario un nuevo resurgir político, económico y social con nuevas ideas frescas, con acuerdos de todos y para todos como pasó años atrás.

El PSOE no está a la altura de las circunstancias que estamos viviendo. Está claro que en una situación así se toman decisiones difíciles que a nadie le gusta tomar, pero que si no se toman ahora, se castigará a la sociedad del futuro. El gobierno de Mariano Rajoy está planteando nuevas estructuras del gasto público sin ningún tipo de apoyo de los socialistas. Bastaría recordar cuando hace menos de un año, con el PP en la oposición, se pactaba en pleno mes de agosto la modificación de la Constitución para la estabilidad presupuestaria, con una ley, que meses después, los socialistas no han apoyado en el Congreso.

Hay quienes estamos viendo a Rubalcaba en televisión desde que tenemos uso de razón. No se le ve con ánimos de pactar, mas bien, de animar, a los que han tenido ocho años las pancartas en el trastero, las desempolven y las saquen a pasear. El PP no ha sido el causante de donde hemos llegado (el mismo Zapatero lo reconocía el pasado sábado en una entrevista a la televisión Al Jazeera); el PP sí que es el responsable de solucionar la situación actual, y para ello, no estaría mal el apoyo de los socialistas, sin demagogias y cinismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.