La sentencia del TSJ evidencia el respeto a la legalidad del PP y la apuesta por la demagogia del PSOE

  • El coordinador del Partido Popular en la Vega Baja, Adrián Ballester, reclama al presidente del Consorcio Manuel Pineda “que se aclare de una vez y tome las decisiones que exige su responsabilidad”
  • “El vertedero en Albatera era ajeno al caso Brugal, porque lo que en ese caso se investiga es la adjudicación que en su día se hizo a Torremendo”

21, 01, 16. El coordinador del Partido Popular en la Comarca de la Vega Baja, Adrián Ballester, ha afirmado hoy que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que avala que el Consorcio de Basuras del Plan Zonal que afecta a esa comarca se adjudicara a Cespa-Ortiz en Albatera “evidencia el respeto a la legalidad del nuevo Partido Popular y demuestra la apuesta por la demagógica del Partido Socialista”.

“Aquella adjudicación vino obligada por una sentencia judicial. Y las sentencias que dictan los tribunales, cuando son firmes, están para cumplirlas, no para discutirlas. Esta fue la postura del Partido Popular, que ahora avala el TSJCV”, ha dicho Adrián Ballester. “El vertedero en Albatera era ajeno a Brugal, porque lo que en ese caso se investiga es la adjudicación que en su día se hizo a Torremendo. El PP hizo lo que ordenó la sentencia, que era lo único que podía hacer”.

Para el político popular “esta sentencia es un varapalo a las tesis socialistas donde pedían en un arrebato podemita no acatar una sentencia judicial”. “En un Estado de Derecho quienes ejercemos el poder ejecutivo estamos en obligación de acatar las decisiones del poder judicial y no hacer demagogia”, ha afirmado.

“El PSOE de la Vega Baja –ha explicado- hizo una campaña demagógica entonces diciendo que se saldrían del plan zonal, o creando alarma social con las plantas de transferencia. Ahora, están haciendo todo lo contrario: pedir una campaña de concienciación ciudadana de lo buenas que son las plantas de transferencia”.

Ballester ha destacado que “en 2008, todos los miembros del Consorcio de Basuras de la Vega Baja, incluidos los socialistas, aprobaron la adjudicación de las basuras en la pedanía de Torremendo, en Orihuela. Una sentencia posterior determinó que la mejor oferta del concurso del Plan Zonal era la de Albatera. Y el PP lo acató”.

“No obstante –ha agregado- ante los incumplimientos contractuales de la empresa y con el visto bueno de varios juristas expertos en contratación pública así como del Consell Juridic Consultiu, se rescindió el contrato en enero de 2015. La responsabilidad de elaborar y poner en marcha un nuevo plan zonal quedó en manos de los elegidos por las urnas el pasado mayo”.

“Es evidente –ha agregado- que el PSOE optó por cuestionar la sentencia con el fin de salpicar a personas honradas con una presunta ilegalidad, intentando confundir a la opinión pública y buscando una finalidad electoral porque, insisto, la pieza del caso Brugal que se encuentra siendo investigada no ha cuestionado jamás presuntas corruptelas sobre Albatera, sino sobre Torremendo. El PSOE cuestionó la legalidad para sacar rédito político, no por convicción”.

Adrián Ballester ha destacado que “El Partido Popular no se ha movido un ápice de su decisión de ejecutar la sentencia, fundamentada en el respeto a la legalidad, la colaboración con las instancias judiciales y la transparencia hacia los ciudadanos en nuestras actuaciones”.

“El PSOE, sin embargo, liderado en todo este proceso por el actual presidente del Consorcio de la Vega Baja, el socialista Manuel Pineda, ha intentado confundir, ha maniobrado para generar movilizaciones en Granja y en Cox y ha procurado poner un velo de demagogia sobre la realidad. Y con todo ello, ha generado un perjuicio a los ciudadanos de la Vega Baja con el que tendrá que cargar, porque es su responsabilidad”, ha dicho.

En este sentido, Ballester ha reclamado a Pineda “que se aclare de una vez. Que tome las decisiones que exige su responsabilidad, porque ahora el presidente del Consorcio es él y hay que exigirle lealtad al cargo, respeto a la verdad y celeridad en su gestión. Este PP no está ligado a la corrupción. Al contrario, tenemos un compromiso con la legalidad, con la verdad y con la responsabilidad que no vemos en el PSOE”.

“El PSOE, ahora, está cuestionando la validez del proyecto de gestión por el cual se licitó el tratamiento y eliminación de residuos de la Vega Baja cuando siempre habían criticado que este proyecto estaba obsoleto y ese contrato está resuelto”, ha explicado Ballester, quien ha añadido que “el PSOE está perdido sin tomar decisiones, mientras que sus socios de Compromis, que gobiernan la Conselleria, se mantienen absortos en sí unos se van con Podemos u otros con el Bloc”.

“Si no se toman decisiones urgentes vamos a tener una legislatura en blanco en un proyecto tan trascendental para la comarca de la Vega Baja” ha dicho el también diputado provincial”, ha aseverado Adrián Ballester.

Ballester ha concluido señalando que “lo único que tiene que hacer ahora el señor Pineda es pedir perdón por lo que se ha demostrado que han sido continuas mentiras y, además, elaborar y ejecutar un nuevo proyecto de gestión para el plan zonal. Lleva desde octubre en el cargo y cada día que pasa al frente del Consorcio de Basuras de la Vega Baja, la eliminación y traslado de esos residuos sale más cara a los ciudadanos de la Comarca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.