El PP acusa al tripartito de discriminar a los municipios castellanoparlantes de la Provincia e imponerles el valenciano

  • El coordinador del PP en la Vega Baja Adrián Ballester afirma que “imposición y derecho son incompatibles y, en este caso, además de imposición hay un desprecio absoluto a las comarcas castellanoparlantes”
  • “Reto a Marzà a que explique por qué considera indispensable el valenciano para ser enterrador en el Alto Vinalopó, recoger la basura en Torrevieja o atender en la oficina de Turismo de Pilar de la Horadada, por ejemplo”
  • Desvela que “muchos ayuntamientos de municipios castellano parlantes están recibiendo información y misivas de la Generalitat sólo en Valenciano. Es una falta de respeto”

20/07/16. Adrián Ballester ha acusado hoy tripartito que gobierna la Generalitat de “discriminar y despreciar a los municipios y a las personas de la Provincia castellanoparlantes e imponerles el valenciano a fuerza de decreto”. El también coordinador comarcal del PP en la Vega Baja ha dicho que “los que llegaron como adalides del diálogo se han convertido en líderes del decreto, la imposición y el ordeno y mando”.

“Existe –ha manifestado- una discriminación que están sufriendo las personas y municipios castellanoparlantes por algunas posturas radicales del gobierno autonómico denominado ‘a la valenciana’”.

En este sentido, ha manifestado que “muchos ayuntamientos de la Provincia de Alicante de municipios castellanoparlantes están recibiendo la información y las misivas de la Generalitat solamente en Valenciano”, lo que a su juicio “supone una provocación y una falta de respecto a los ciudadanos que, a su vez, sí respetan a quienes hablan en valenciano, pero que libremente han decidido no utilizar esa lengua”.

El coordinador popular ha subrayado que “Marzà quiere eliminar el derecho de solicitar la exención al estudio del valenciano, y pretende obligar también a que el valenciano sea un requisito para ser funcionario tanto de la Administración Autonómica como de la Administración Local”.

“Reto al señor Marzà a que explique por qué considera indispensable el valenciano para ser enterrador en el Alto Vinalopó, recoger la basura en Torrevieja o atender en la oficina de Turismo de Pilar de la Horadada, por ejemplo”, ha añadido. “Se trata de iniciativas que sólo se entienden desde el sectarismo, la radicalidad y la cortedad de miras. Imposición y derecho son incompatibles y en este caso, además, de imposición hay un desprecio absoluto a las comarcas castellanoparlantes”

“Ya algunos alcaldes de Compromís han pedido que el valenciano sea un requisito para acceder a la función pública. Sin embargo han tenido que recular por ser una cuestión ilegal dicho requisito y solamente puntuable como mérito.”, ha añadido.

“Estamos –ha destacado Adrián Ballester- ante una imposición del valenciano preocupante donde ya son numerosos los municipios de la Comunidad Valenciana en los que no existe la posibilidad de estudiar en un colegio público con una línea en castellano, sólo con el valenciano”.

“El problema del tripartito es que no respetan a las personas y a sus decisiones. Quieren imponer a base de decretazo lo que la sociedad rechaza”. “El señor Marzà, la señora Oltra y el señor Puig son muy libres de hablar en la lengua que les dé la gana, pero no tienen derecho a imponer el valenciano donde se habla en castellano”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.